Grupo Cever /

Hans Scherenberg el padre del ABS

Por Tania Domínguez

En la actualidad, manejar un automóvil es más simple con todos los sistemas que damos por sentado como algo normal e indispensable, pero todos esos componentes tuvieron un inicio en algún momento de la historia.

El ABS, por sus siglas en inglés de Anti-lock Braking System; es decir, Sistema Antibloqueo de Frenos no fue la excepción. El ABS es un sistema de frenado que evita que las ruedas se bloqueen y patinen al frenar: el auto permanece estable y es posible dirigir el volante mientras frenamos (podemos girar el volante para evitar posibles obstáculos).

Mercedes-Benz en 1978 presentó junto con su socio Bosch en el Clase S el primer automóvil con ABS de la historia. Dos años después, era opcional en todos los autos de la compañía y en 1994 se volvió un estándar en todos los Mercedes-Benz.

Con el paso del tiempo, el principio del sistema ABS se ha mantenido, pero sus componentes se han ido refinando, con módulos de control cada vez más rápidos, eficientes y exactos. Las válvulas son controladas electrónicamente, la cual permite que su aplicación sea más precisa en una situación de frenado.

Te damos las gracias Hans Scherenberg por haber desarrollado este magnífico sistema que nos ha salvado de muchas llamadas al seguro.